Bayas de Goji: beneficios y contraindicaciones

Conocidas por los orientales como “diamantes rojos” estas pequeñas bayas esconden innumerables propiedades. Bayas de Goji: beneficios y contraindicaciones Las bayas de Goji son los frutos de dos especies diferentes de plantas, la Lycium barbarum y la Lycium chinese, ambas pertenecientes a la familia de las solanáceas, que incluyen frutas como el tomate y tubérculos como la papa. Crecen en forma silvestre en  el Tíbet, China, Mongolia y el Hymalaya. En los últimos años, llegó a Occidente, trayendo consigo la reputación de sus beneficios para la salud.

Los beneficios de las bayas de Goji

Las bayas Goji tienen una forma ligeramente ovalada y son bastante pequeñas. Su color es rojizo o anaranjado oscuro. De acuerdo con la medicina tradicional china son un verdadero elixir de la vida, capaces de promover el mantenimiento de la buena salud por muchos años.

En Oriente se las conoce como el fruto de la vitalidad y la longevidad. De acuerdo con las tradiciones orientales, los que bebían el agua extraída de un pozo en el que habían caído bayas de Goji, obtenían como regalo la fama de una ser persona siempre joven y llena de vitalidad. Dadas las premisas positivas, la ciencia ha comenzado a estudiar los beneficios de las bayas en la salud.

Los pequeños frutos se caracterizan por su alto contenido de antioxidantes naturales, valiosos en la lucha contra los radicales libres, con efectos beneficiosos tanto para los tejidos del organismo como para la prevención de enfermedades tumorales relacionadas con la piel, frenando la proliferación de las células cancerosas.
A las bayas de Goji también se les atribuyen propiedades anti-inflamatorias:  son ricas en vitaminas y minerales, así como ácidos grasos esenciales y componentes que se consideren especialmente beneficiosos para la salud de los ojos, tales como beta caroteno, luteína y zeaxantina.
Excepcional es también su contenido de vitamina C, que sería 500 veces mayor que la de las naranjas. Para los monjes tibetanos y la medicina tradicional china estas bayas son tan valiosas como para haber merecido el nombre de “diamantes rojos”. También son ricos en calcio.

Las propiedades beneficiosas de las bayas de Goji son numerosas. De hecho, son capaces de estimular el metabolismo, promoviendo así la pérdida de peso; mejorar la calidad del sueño y la memoria y asegurar efectos beneficios para la visión. También son consideradas un alimento afrodisíaco y pueden proporcionar una gran energía. Por último, estimulan el sistema inmunológico y ayudan a regular del azúcar en la sangre .

Contraindicaciones 

A pesar de todos sus beneficios, hay casos en los que, sin embrago, es mejor evitar las bayas de Goji. Veamos:

Alergias a tomates, pimientos, patatas y berenjenas (solanáceas): Estas bayas son parte de la familia de las solanáceas, por este motivo, las personas que son alérgicas a los tomates, por ejemplo, deberían evitarlas, ya que pueden desencadenar reacciones alérgicas.

Medicamentos anticoagulantes: una investigación científica realizada en 2010 mostró que los ingredientes activos de las bayas de Goji pueden interferir con antagonistas de la vitamina K (útil para la coagulación de la sangre). Por eso, si se están tomando medicamentos anticoagulantes a base de cumarina como warfarina y Marcumar, las bayas están absolutamente desaconsejadas. 

Hipertensión: en el caso de los que sufren de presión arterial alta y, sobre todo debido a este problema toman drogas específgicas, es mejor evitar o reducir el consumo de las bayas de Goji, porque puede interactuar con los medicamentos reduciendo demasiado la presión aterial.

Diabetes: lo mismo se aplica para la diabetes. Si está tomando medicamentos, trate de evitar estas bayas porque algunas contienen ingredientes activos que pueden bajar el azúcar en la sangre. Por seguridad, siempre es mejor hablar con su médico.

Embarazo y lactancia: No existen estudios científicos que demuestran el peligro o no de estas bayas en casos de embarazo y lactancia, pero es mejor evitarlas, entre otras cosas, porque contienen una dosis muy alta de selenio y son potencialmente alergénicas.

Etiquetas: