Huevos decorados para Pascua

Marmolados o impresos, aprenda esta original técnica para obtener decorativos huevos que adornen nuestras celebraciones pascuales. Huevos decorados para Pascua Pascua está cerca y los huevos, de todos los tamaños, ingredientes y colores, se hacen presentes en las vitrinas de los negocios. En lo que se refiere a la decoración, un clásico perdurable son las cáscaras de huevos decorados. Se inicia perforando el huevo en la punta y la base para luego soplar el contenido (que se guarda para otro uso) en un recipiente, y se aparta la cáscara para pintarla y decorarla con distintas técnicas.

Además de pintarlos, los huevos pueden decorarse con otra técnica, típica de Europa del Este, esta vez con los huevos enteros, y que se hace con pieles de cebolla. Veamos cómo se realiza.

Se necesitan:- Huevos enteros (cuanto más blanca sea la cáscara la tintura será más visible y no se alterará por el color de la cáscara);

– Pieles de cebolla (amarillas o rojas, cuanto más oscura sea la piel, más oscuro será el tono).
– Agua.
– Cacerola de acero inoxidable.;
– Una media de nylon vieja;
– Hojitas de distintas plantas.
– Vinagre de manzana o blanco.

Procedimiento para obtener huevos marmolados:

Envuelva el huevo en la cáscara de cebolla hasta que esté completamente cubierto, envuelva todo en un pedazo de tela o en una vieja media de nylon, acomodar en una cacerola, cubrir con agua y hervir hasta obtener huevos duros. 
Una vez cocidos, transferir los huevos a un recipiente con agua fría, dejar enfriar y ya están listos para ser admirados y devorados.

Como teñirlos con un “stencil”

Acomode hojitas (por ejemplo de estragón, perejil o una ramita de tomillo) sobre el huevo para componer una decoración, sosteniendo todo el conjunto con la media de nylon.

Aparte poner a hervir agua con vinagre (2 cucharadas de vinagre por cada litro de agua) junto con las cáscaras de cebollas. Cuando el agua hierva, bajar el fuego y cocinar a fuego lento, tapado, durante unos treinta minutos, para asegurarse de que las pieles liberen todo su color. El vinagre en este caso actúa como fijador. Una vez terminado, colar y dejar enfriar.

Una vez que el líquido esté frío, acomodar los huevos (que no deben tocarse) en una cacerola, cubrir completamente con el tinte líquido, llevar a ebullición y luego bajar el fuego, cocinando hasta obtener huevos duros.
En el caso que, alcanzado el tiempo de cocción, los huevos aún no estén del color deseado, dejarlos enfriar en el teñido, hasta que no obtengan el color deseado.

Cualquiera sea el método elegido, los huevos se pueden  consumir perfectamente, ya que la cáscara del huevo será la única que se teñirá y  los sabores de la cebolla y las hierbas usadas para decorar, no pasarán al huevo. 

¡Felices Pascuas!

Etiquetas:, ,