Té verde: ¿ayuda realmente a perder peso?

Cada vez son más las investigaciones científicas que confirman los efectos beneficiosos de esta planta en la pérdida de peso. Té verde: ¿ayuda realmente a perder peso? En los últimos años, se comenzaron a comercializar varios suplementos de té verde, pensados para aquellos que quieren  perder peso. Cuando se lanzan al mercado productos como estos, es natural preguntarse si son efectivos o se trata sólo de un truco comercial. Algunas investigaciones científicas, se abocaron a analizar los principios activos del té verde, para entender qué correlación pueda existir con la pérdida de peso.

La respuesta es que varios estudios parecen confirmar los beneficios del té verde en la pérdida de peso (además de muchas otras propiedades y beneficios para la salud). En particular, el té verde actua en el cuerpo evitando la degradación de norepinefrina, un neurotransmisor esencial que, entre otras cosas, promueve la lipólisis o la descomposición y eliminación de la grasa. 

En particular las catequinas presentes en esta popular infusión, son las responsables de inhibir la COMT, sustancia que el organismo produce para regular la producción de noradrenalina (y por lo tanto también para detenerla). Gracias a la acción de los ingredientes activos de las hojas de té verde, el cuerpo tiene a disposición más  orepinefrina para quemar la grasa.

Los suplementos de té verde disponibles en el mercado, de hecho, señalan en su composición, una cierta cantidad de galato de epigalocatequina (o EGCG ), responsables de los principales beneficios del té verde en relación a la pérdida de peso. 

Pero conozcamos los dos estudios que han puesto ésto de manifiesto. Ambos fueron publicados en The American Journal of Clinical Nutrition. El primero,  realizado en 2007 sobre hombres sanos  divididos en dos grupos, demostró que el grupo que tomó suplementos de té verde tuvo un 17% más de capacidad para quemar grasa en comparación con el grupo que no lo tomó; el primer grupo también tuvo un mejor control de la glucosa.

En otro estudio, en cambio, los investigadores querían ver si eran las catequinas del té verde las responsables de promover la pérdida de peso, o si este efecto podía ser atribuido en cambio, al contenido de cafeína de la bebida. La muestra de participantes se dividió en tres grupos: al primero se le dio un suplemento de té verde rico en catequinas, al segundo con cafeína y al tercero un placebo. Lo que se observó al finalizar el estudio, es que el grupo que había tomado suplementos de té verde tuvo un aumento en el consumo de energía y quemó más grasa que los otros. Los beneficios no podían por lo tanto ser atribuidos a la cafeína.

Muchos otros estudios realizados tanto en humanos como en animales, avalan estos resultados. 

En conclusión podemos decir que el té verde puede realmente contribuir a la pérdida de peso, pero hacemos hincapié en la palabra “contribuir”. De hecho, es muy importante asociarlo a un estilo de vida saludable, con actividad física regular y cuidado de la alimentación, que tiene que ser lo más equilibrada posible. Recuerde que no hay productos milagrosos!