Remedios naturales para la tos y el dolor de garganta

Trastornos de invierno: curémoslos con remedios naturales Remedios naturales para la tos y el dolor de garganta Para hacer frente con salud la época invernal, entre tantos otros, existen tres remedios naturales que combaten algunos de los trastornos más comunes de las vías respiratorias superiores, como la disfonía, la tos y el dolor de garganta.

La primera es el remedio ideal para la ronquera y afonía: el Erísimo. Esta planta herbácea (se utiliza la parte florecida), ya era conocida en la antigüedad y es particularmente eficaz en el tratamiento de las sibilancias y disfonías especialmente en aquellas personas que utilizan su voz con frecuencia, como cantantes, actores y maestros; de hecho su nombre popular es “hierba de los cantantes”.

Erísimo: la hierba que devuelve la voz a los cantantes

El Erísimo ayuda a aliviar los síntomas dolorosos asociados con la sequedad en la laringe y de la faringe y tiene un efecto antiinflamatorio en casos de laringitis relacionados con el uso excesivo de la voz. Estas propiedades parecen deberse a la presencia de glucósidos cardiotónicos y de algunos aceites esenciales específicos, que al entrar en contacto con la mucosa favorecen el flujo de sangre y aumentan la secreción, con una acción protectora sobre las cuerdas vocales. El erísimo también tiene una acción emoliente, antiespasmódica y mucolítica.

Como se usa

- En infusión o tintura. Colocar 50 gr. de inflorescencias de Erísimo en un litro de agua hirviendo (infusionar durante veinte minutos). Endulzar con miel. Beber 5 a 6 vasos por día, caliente.

- La tintura madre se toma en gotas (30 gotas tres veces al día) en un vaso de agua.

Prímula: combate la ronquera

Otra planta que concentra su acción en las vías respiratorias superiores es la prímula. Sus raíces contienen ingredientes activos específicos, tales como el ácido primuláceo, glucósidos, flavonoides y aceites esenciales. La prímula actúa sobre la ronquera, contra los simples catarros bronquiales y también para calmar la tos. Anti-inflamatoria y anti-reumática, la prímula es particularmente adecuada en la fase inicial del resfrío, ya que, además de liberar las vías respiratorias, ejerce una acción drenante y purificadora de todo el organismo.

Como se usa

- Infusiones: Coloque una o dos cucharaditas de raíces picadas de prímulas en una taza de agua hirviendo, deje reposar 10 minutos. Beba 2 o 3 tazas al día. También es útil la decocción: ponga medio gramo de raíz en 150 ml de agua, llevar a ebullición y filtrar después de cinco minutos.

- Como tintura madre se administran siempre 30 gotas 3 veces al día hasta la mejoría de los síntomas.

Tomillo: un elixir para la tos y la bronquitis

Entre los remedios específicos para las enfermedades respiratorias, se encuentra el tomillo. Se utilizan sus flores, que contienen su principio activo más importante, un aceite esencial conocido como timol. El tomillo es antiséptico, expectorante y mucolítico; también actúa contra la tos bronquial y como antiespasmódico. Gran aliado en caso de bronquitis con tos, incluso provocadas por el asma, tos ferina y catarro bronquial, es también un buen drenante para los resfriados.

Como se usa

- En tisanas, aceite o cápsulas: preparar una tisana con una o dos cucharaditas de flores y hojas de tiomillo, dejadas en infusión de 10 a 15 minutos, beber 4 o 5 tazas al día. El tomillo también está disponible como extracto seco (50 mg por cápsula de una a tres veces al día) o como aceite esencial (2 gotas en un terrón de azúcar para disolver en la boca).

Puedes encontrar mas remedios naturales para el dolor de garganta y la tos en: http://www.remedioscaseros.net/salud/remedios-caseros-para-el-dolor-de-garganta.html

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ cinco = seis