Remedios caseros para blanquear dientes amarillos

Una sonrisa hermosa siempre se complementa con una dentadura bien blanca. Pero lo cierto es que en numerosas ocasiones los dientes adquieren un tono amarillento que les da una ligera imagen de descuido, cuando en realidad no es así. Descubre algunos remedios naturales para luchar con el deterioro del color de los dientes. Remedios caseros para blanquear dientes amarillos

¿Qué provoca que los dientes se vuelvan amarillentos?

Consumir algunas bebidas como café, té, refrescos o vinos que oscurecen los dientes, es una de las causas principales al igual que la acumulación de sarro en los dientes.  También el tomar ciertos medicamentos antibióticos como la tetraciclina, pueden llegar a hacer que los dientes vayan cambiando de color.

Fumar mucho también hace que el color natural  blanco de los dientes se vuelva amarillento o incluso marrón o negro. Algunas enfermedades infantiles como la tosferina o el sarampión pueden llegar igualmente al color del esmalte de los dientes.

Remedios caseros naturales para aclarar unos dientes amarillos

El primer remedio que puedes utilizar para eliminar el color amarillento de tus dientes es frotarlos con la parte interna de la cáscara de un limón. También puedes extraer el zumo del  limón, empapar un cepillo de dientes con él como si fuera pasta dental  y limpiarse con ello los dientes. Finaliza aclarando con abundante agua.

Otra solución es mezclar una cuchara pequeña de bicarbonato de sodio con un poco de agua hasta conseguir una pasta.  Coloca un poco sobre el cepillo de dientes y utiliza igualmente como si fuera la pasta dentífrica. Aplica dicho remedio durante dos veces a la semana y retira con agua abundante. Y es que el bicarbonato es un abrasivo bastante suave que ayuda a que el sarro se acumule en los dientes.

Coge tres fresas y lávalas y pícalas finamente para extraer su pulpa y untar los dientes con ella. Repite este remedio tres veces a la semana. Si lo prefieres puedes echar dos cucharas de vinagre en un vaso de agua y realiza al día varios enjuagues con este resultado.

Prevenir el color amarillento de los dientes

Después de tomar café puedes masticar un chicle que no tenga azúcar ya que al hacerlo se va a generar más saliva que limpiará todos los residuos antes de que éstos manchen los dientes. Después cepíllalos y pasa un hilo dental por ello.

Después de cada comida no olvides enjuagarte bien  la boca, aunque simplemente sea con agua ya que limpiará todos los restos de comida de la dentadura.

No debes tener prisa cuando te vayas a limpiar la boca y tomarte todo el tiempo necesario para que los dientes queden bien limpios. Comienza con los dientes delanteros de abajo que es donde se suele acumular más sarro.

Si utilizas una pasta blanqueadora, asegúrate que contiene peróxido de carbamida o de hidrógeno para que sea bien eficaz. El ligero problema es que este tipo de pastas normalmente cuentan con concentraciones de estos ingredientes bajas por lo que el cambio de tono se hace de una manera muy discreta, requiriendo constancia y tiempo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cinco × tres =